Turismo Turismo Rural Huesca

Barbastro

Capital geográfica y administrativa de la comarca de Somontano, la ciudad de Barbastro está enclavada en una zona prepirenaica en la confluencia de los ríos Cinca y Vero. Acoge a una población que supera los 17.000 habitantes (INE 2011), en una superficie total de 107,60 km2, lo que la convierte en la localidad más poblada de la región. Como principales cultivos del término destacan el olivo, el almendro, los cereales y la vid, que produce un vino bajo la D. O. Somontano de Barbastro.

Antigua villa romana de nombre Bergideum, Barbastro jugó un papel político de notable importancia durante la larga ocupación musulmana. Conquistada por las tropas de Tariq en 711, los sarracenos la mantuvieron en su poder hasta el año 1064, cuando fue tomada por el rey Sancho Ramírez. A ese hecho histórico se refiere el cantar de gesta francés del ciclo carolingio Le siège de Barbastre del que se conserva un ejemplar manuscrito de principios del siglo XIII en la Biblioteca Nacional de París. En 1065 Al-Muqtadir reaccionó solicitando la ayuda de todo Al-Andalus, y llamando a la yihad volvió a recuperar Barbastro. Ésta siguió en manos de la Taifa de Zaragoza hasta que Armengol IV, conde de Urgel, la volviera a conquistar. Tras una tercera conquista árabe fue recuperada definitivamente en 1101 por el rey Pedro I de Aragón que, con el permiso del Papa, la convirtió en sede episcopal.

En el año 1137 se produjo en la ciudad uno de los acontecimientos históricos más relevantes: en el barrio del Entremuro, se firmaron los esponsales entre el conde Ramón Berenguer IV de Barcelona y Petronila, hija de Ramiro II el Monje. Este hecho dio lugar al nacimiento de la Corona de Aragón.

Dos siglos más tarde, y a la muerte de Juan I, Barbastro sufrió el acoso del Conde de Foix. En este sitio de 1395, se escuchó el primer cañonazo de toda la península.

En 1626, las Cortes Generales de Aragón, bajo el reinado de Felipe IV, se trasladaron a la ciudad. Barbastro fue retaguardia en la Guerra del Segadors, reiterando un protagonismo que se repetiría en la Guerra de la Independencia, en el primer choque entre liberales y carlistas o en la Guerra Civil española.


Visitas de interés:

- La Catedral de Santa María. Notable templo de estilo gótico que incluye rasgos renacentistas, construido entre 1500 y 1533. Destaca su magnífico altar mayor, realizado en madera y alabastro, con columnas de fustes profusamente ornamentados y pintados de intensa policromía. Posee un interesante Museo Diocesano. En su entorno se eleva una esbelta torre exagonal, separada de la catedral, edificada en el siglo XVII.

- El Palacio Episcopal. Del mismo estilo arquitectónico que la catedral, el Palacio Episcopal fue mandado construir por el obispo Muñoz Serrano a finales del siglo XVI. Guarda una interesante colección de tapices flamencos de entre los siglos XVI y XVII. Alberga el Archivo Municipal y el Archivo Diocesano.

- El Ayuntamiento. Edificio del siglo XVI, ahora restaurado.

- La Plaza Mayor. Centro neurálgico de la localidad, acoge numerosas mansiones con galerías y aleros renacentistas o barrocos.

- La Torre de Campanas. Fortificación del siglo XIV que se encuentra junto al Museo Diocesano.

- La Iglesia de San Julián y Santa Lucía. Templo renacentista que se comenzó a construir hacia la mitad del siglo XVI. Nave única con bóveda de crucería y ábside poligonal.

- La Iglesia de San Francisco. Edificación de ladrillo de finales del siglo XVI que perteneció al convento homónimo.

- La Fuente de San Francisco. Se trata de una fuente de estilo renacentista que conforma un bello conjunto escultórico en el que vemos el escudo de la ciudad.

- El Centro de Interpretación del Somontano y Museo del Vino. Se encuentran en lo que era un antiguo hospital de principios del siglo XX y junto a una iglesia del siglo XVI.


Fiestas y tradiciones:

Las Fiestas Patronales tienen lugar del 4 al 8 de septiembre. El 15 de abril hay una tradicional romería al Santuario de Nuestra Señora del Pueyo, antiguo cenobio benedictino, hoy regentado por los claretianos. El 20 de junio se celebra la Fiesta de San Ramón Obispo, patrón de la diócesis.


Gastronomía:

El plato típico de Barbastro y de todo la comarca de Somontano son las chiretas, un ingenioso recurso gastronómico que aprovecha los menudillos del cordero que, cuidadosamente troceados y condimentados, se mezclan con arroz y se embuten en una fina sabanilla del propio estómago de la res, antes de ser cocidos a fuego lento en cazuela de barro. Todo ello se acompaña de excelentes vinos de la zona, amparados por la D. O. Somontano de Barbastro.


Más información:

Ayuntamiento
Plaza Constitución, 2
22300 Barbastro (España)
Tel: 974 310 150






Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
© Copyright 2011 - 2017 http://www.turismoruralhuesca.net. Última actualización: 28/01/2013 - 05:11:02.