Turismo Turismo Rural Huesca

Gastronomía Huesca

La gastronomía de la provincia de Huesca, también conocida como cocina de Alto Aragón, ofrece un conjunto de sabrosas recetas compuestas en su mayoría de carne, por regla general de cordero, aunque los pescados frescos que proceden de sus ríos son también muy populares, destacando la trucha pirenaica elaborada a la plancha y el bacalao, que se prepara de diversas formas: el ajoarriero, o a la baturra, con patatas y huevos cocidos, y los sugerentes buñuelos de bacalao.


CARNES
Platos cárnicos de merecida fama son las migas del pastor, la chireta (tripa de cordero rellena de arroz, jamón, tocino y vísceras), el ternasco a la pastora, el estofado de ternera, las chuletas de cerdo a la aragonesa, los boliches de Embún, la longaniza de Graus, el arbiello y el pollo al chilindrón.

El cordero, llamado ternasco en la región, es muy importante en la gastronomía de la provincia, existiendo preparaciones muy sabrosas de asado. Son populares los ternascos y cabritos al espedo, asados al espetón, y poseen como ingredientes sal, ajo y grasa. El ternasco a la pastora es un estofado de ternera aromatizado con tomillo.

Entre los platos de carne de cerdo merecen destacarse las chuletas de cerdo a la aragonesa, la pierna de cerdo asada y los famosos boliches de Embún, elaborados con oreja de cerdo y judías. En el terreno de los embutidos se encuentra la longaniza de Graus; de la misma forma otro embutido es el arbiello, típico del campo de Jaca.

En volatería cabe destacar gallina asada de Casbas, siendo posible encontrar el pollo al chilindrón y, en la cocina navideña, el capón de Navidad.

Entre las preparaciones de caza menor se encuentra la llebrada, un guiso de liebre que se ha marinado la noche anterior en vino tinto. También se puede tastar los pichones al salmorejo, las perdices al rescoldo, el conejo borracho que se guisa con brandy y azúcar, así como los huevos en salmorejo preparados escalfados y acompañados de lomo de cerdo. En Barbastro es popular la empanada goguera (rellena de carne de caza y aves de corral).


VERDURAS Y FRUTAS
Las verduras suelen aparecer como acompañantes de las mencionadas carnes o formando parte de las tradicionales sopas, entre las que cabe destacar las sopas royas elaboradas con pimiento. Entre los pueblos y municipios de la provincia existen las migas del pastor, así como las farinetas (en las que se sustituye el pan migado por harina). Cabe destacar la recolección de trufas, sobre todo en el valle de Ansó. La huerta oscense ofrece diversas especialidades, una de ellas son los pimientos del pico que se suele asar, así como la escarola, los espárragos, así como la borraja y el cardo. La fritada de calabaza es muy solicitada. También las ensaladas de patatas y cebollas. En el terreno de las legumbres se puede mencionar las lentejas, siendo uno de los platos las lentejas al estilo de Ordesa. Entre las alubias (conocidas como "boliches") son populares las de Embún o Biescas, con ellas se elabora el potaje de legumbres denominado el Recao de Binéfar, elaborado a base de patatas, judías blancas y arroz.


POSTRES Y DULCES
En la sección de repostería, destacan los crespillos de borraja de Barbastro, los pasteles Biarritz, las tortas de anís de Biscarrués, la torta de Ayerbe, el refollau y los empanadicos.

El Somontano es el vino más conocido de la provincia, siendo respetados también los vinos de la Tierra Ribera del Gállego-Cinco Villas y Tierra Valle del Cinca.






Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
© Copyright 2011 - 2017 http://www.turismoruralhuesca.net. Última actualización: 28/01/2013 - 05:11:02.